El tercer sector en el entorno de crisis. Cambios de estrategia

El tercer sector se encuentra en un momento de transición importante. De la usual manera de funcionamiento vinculada al ritmo de las subvenciones públicas, se esta pasando a un modelo que promueve la autonomía a partir de la obtención de recursos económicos de donantes privados
Desde ya hace varios años las entidades más grandes con sede en España han iniciado planes de captación de fondos privados para diversificar fuentes de ingresos en base a la planificación estratégica y  así garantizar la existencia de las actividades desarrolladas. Las entidades dedicadas a la cooperación al desarrollo han sido las primeras en implementar planes ambiciosos de captación de fondos privados, pero también se suman actualmente todo tipo de entidades y más ahora que las administraciones públicas han recortado los fondos destinados a subvenciones y ayudas a entidades no lucrativas.  
Cuando en 2008 comenzó la crisis, muchas entidades tuvieron que recortar plantilla o paralizar proyectos en plena ejecución y la tendencia  en cuanto a reducción de aportación del gobierno a través de subvenciones continua. Desde el año 2009 cada vez los presupuestos han sido más ajustados y sobre la marcha muchas entidades se han visto obligadas a iniciar los primeros pasos hacia la aplicación de técnicas de captación de fondos privados para conseguir fondos imprescindibles para el funcionamiento habitual
En síntesis el estado actual del tercer sector en cuanto a la captación privada se puede resumir de la siguiente manera:
       Excesiva dependencia del sector público.
       La cuota de socios ya es la segunda fuente de financiación pero todavía falta mucho para alcanzar la sostenibilidad económica.
       La prestación y venta de servicios se sitúa como la segunda o tercera fuente de financiación en la actualidad.
    La financiación empresarial sigue siendo muy baja. Pocos planes de responsabilidad social corporativa. No supera el 10% de la financiación
       Escasa inversión en captación de fondos por parte de las organizaciones
       Filantropía social y aportes periódicos, todavía no esta consolidado en el país. Tan solo el 12% de la población colabora de forma regular con ONG
       Auge de las donaciones puntuales. Desastres naturales, emergencias humanitarias. Captación reactiva
En conclusión, podemos decir que el reto para todas las organizaciones, no importa su tamaño y sus recursos es contemplar como parte fundamental de su estrategia de crecimiento y supervivencia el diseño e implementación de un Plan de captación de fondos privados que responda al entorno actual y principalmente a las necesidades detectadas en la entidad. Es una tarea ardua pero no imposible. La clave para el éxito es crear un plan dinámico y flexible que se adecue a las capacidades de la organización y que guarde coherencia con el plan estratégico de la entidad 
No importa el tamaño de la organización, no debemos desanimarnos por contar con pocos recursos y no tenemos que pensar que un plan estratégico es solo cuestión reservada a las grandes ONGs. despues de todo si examinamos la historia de dichas entidades que ahora cuentan con grandes presupuestos anuales y plantillas de más de 50 empleados comenzarón con la iniciativa voluntaria de un grupo de no más de 10 personas. 
Cómo hemos dicho anteriormente, la lógica reactiva de aplicar a subvenciones posiblemente a llegado a su fin, entendida como única o principal fuente de financiación. Una entidad con visión estratégica ha de comprender que aunque el proceso sea lento es fundamental dar un cambio radical a la forma de captar fondos. 
Son tres elementos fundamentales para definir un Plan de Captación
– Detectar nuestras necesidades y definir objetivos
– Conocer a nuestros posibles donantes
– Definir las herramientas de captación en función de las necesidades y los donantes.
– Diseñar campañas de captación de fondos en base al Plan de Captación.
A nivel de habilidades del Técnico en Captación de Fondos, el diseño de un plan de captación de fondos requiere de:
-Conocimientos y habilidades para la planificación
-Conocimientos de comunicación y marketing. 
-Habilidad para las relaciones públicas. 
Espero que esta información sea de tu utilidad

Sobre María M. Garcia

Fundadora de Semántica Social. Profesora y tutora de master y postgrado en IEBS Business School y asesora externa en INTVS volunteer services. Apoyo a proyectos con sentido social. Más de 12 años asesorando a organizaciones del tercer sector y empresas sociales a comunicarse mejor.

Deja un mensaje