planificacion-estrategia-orientada-a-resultados

Planificación estratégica orientada a resultados en las ONGs

Uno de los compromiso del tercer sector en este entorno de incertidumbre y profundos cambios, ha de estar enfocado en conocer el impacto de sus acciones y eso solo se puede lograr si desde sus inicios y como parte del plan estratégico de la entidad, se incorpora un modelo de planificación orientado a resultados. 

 Estos cambios se expresan en cuatro áreas y se traducen en diversas necesidades a ser contempladas en el Plan Estratégico

  • Cambio de un modelo de financiación netamente pública a una financiación diversificada y con tendencia a la captación de fondos privados –necesidad de un plan de captación de fondos-
  • Creciente fragmentación del tercer sector; más ONGs y por tanto perdida de hegemonía y lucha por recursos limitados –necesidad de trabajar la imagen y la comunicación-
  • Diversificación de las problemáticas sociales y por tanto necesidad de mayor especialización y adquisición de capacidades – necesidad de mejorar la calidad e innovación de los proyectos
  • Creciente profesionalización para mejora de los proceso internos de la gestión de la entidad –necesidad de apostar por la formación continuada-
  • Necesidad de rendición de cuentas
  • Creciente necesidad de mejorar la gestión de los procesos –necesidad de incorporación de las TIC-

Todos esto cambios, sugieren la necesidad de incorporar sofisticadas metodologías de planificación provenientes muchas veces de la gestión empresarial. No es suficiente contar con buenas intenciones, hace falta ofrecer resultados, garantizarlos y poder medir el impacto de dichas intervenciones, ello permitirá legitimar el papel de la ONG en la sociedad.

¿Cómo podemos definir la orientación por resultados en las ONG?


La planificación basada en resultados supone dos cosas; primero la existencia de una cultura organizacional capaz de trabajar por resultados y un tipo de liderazgo. Se requiere en consecuencia, de una estructura organizativa que incentive a los recursos humanos a pensar y trabajar en función del objetivo de las acciones, de prever los resultados esperados y controlar si los objetivos se corresponden con los resultados. Esta cultura organizacional debe ser un eje transversal y es el espacio idóneo para generar el liderazgo apropiado capaz de incentivar una serie actitudes que incrementan la eficiencia de los procesos.


Según datos el foro de Liderazgo Social noviembre 2010, un 64% de las organizaciones dicen tener un plan general que marca las grandes estrategias de carácter anual, un 18% dice trabajar con un plan estratégico o similar, un 9% con orientaciones generales y un 9% dice no tener un plan. El anuario del tercer sector social en España arroja un dato similar, según este estudio un 54% de las ONGs dicen tener un plan estratégico y un 26% esta en proceso de elaborarlo. Pero además, aquellas entidades que ya cuentan con un plan estratégico deben redefinirlo para adaptarse al nuevo entorno más competitivo del tercer sector.

¿Cómo hacemos para incorporar la planificación estratégica a nuestra organización?


La estrategia la podemos definir como la enunciación de los objetivos de la organización- misión y visión- en el largo plazo, la definición de los cursos de acción para lograrlos y la definición de los recursos necesarios para la ejecución de dichas acciones. En resumidas, la estrategia nos transmite a donde queremos ir y como llegaremos, incorporado a su vez metodologías de medición de resultados. 

¿Qué debe contener una buena estrategia?

planificar-por-resultados

  • Definir las grandes metas a conseguir, definir el como y definir los mecanismos de medición.  
  • Aportar una estrategia adecuada para la toma de decisiones, la asignación de los recursos necesarios y la gestión de conflictos y dilemas.
  • Sintonizar las capacidades de la ONG con las oportunidades del entorno. Ya las buenas intenciones no son suficientes, se ha de ubicar las oportunidades en conjunción con las capacidades.
  • Debe contener un conjunto de ejes estratégicos que agrupan la estructura organizacional de la entidad. Entre ellos destacaré dos que son fundamentales y que hasta hace poco eran inexistentes en muchas organizaciones;
  • El eje estratégico: La captación de fondos –públicos y privados-
  •  El eje estratégico: La comunicación y marketing social.
  • En el inicio han de enunciarse los objetivos señalados por el plan estratégico representando el QUE y sintetizado en la misión y visión y luego tanto el Plan de captación de fondos cono el Plan de comunicación y marketing son parte del cómo lo hacemos, definiendo las metas que se concretan en acciones medibles.

 

Si iniciamos acciones de captación de fondos y de comunicación fuera de la coherencia y capacidad de medición de un plan estratégico, corremos el riesgo de ser ineficientes y de ejecutar acciones que no podemos medir. Por tanto, recomiendo como parte sustancial de la implantación de un plan de captación y comunicación comenzar por la evaluación misma del plan estratégico y revisar que papel ocupan estos dos ejes en él. Y si aún no tenemos un plan estratégico orientado a resultados es hora de  plantearnos la importancia del mismo, de ello depende que podamos sobrevivir y transformarnos como organización o simplemente debilitarnos y desaparecer.

En resumen

La base de la planificación orientada a resultados es la claridad, que comienza por el entendimiento por parte de los miembros y líderes de la organización de la coherencia y pertinencia de la misión y visión. Algo que parece tan sencillo pero la a vez tan complicado, pues requiere tiempo y sobre todo de voluntad. Requiere de un trabajo de reestructuración de todo el andamiaje organizacional muchas veces oxidado bajo formas de funcionamiento demasiado verticales, rígidas, poco eficientes o realistas. La clave esta en la definición de la estrategia y la medición acompañada de un liderazgo acertado. Dicha formula se retroalimenta garantizando una dinámica eficiente que permite el crecimiento  de la organización.   

Sobre María M. Garcia

Fundadora de Semántica Social. Profesora y tutora de master y postgrado en IEBS Business School y asesora externa en INTVS volunteer services. Apoyo a proyectos con sentido social. Más de 12 años asesorando a organizaciones del tercer sector y empresas sociales a comunicarse mejor.

Deja un mensaje