innovar para el cambio social

Innovar para el cambio social

Esta mañana estuve presente en la mesa redonda donde se presentaba el nuevo libro del Instituto de innovación social de ESADE: Innovar para el cambio social. De la idea a la acción.

Durante el encuentro se comentó la importancia de la innovación en las ONGs en el contexto actual, francamente complicado y cargado de mucha incertidumbre. El tercer sector ha dejado de ser un conglomerado de instituciones que prestaban servicios externalizados al gobierno a través de la lógica de las subvenciones para pasar a ser de forma brusca y traumática, entidades al borde del colapso. Una vez retirada la financiación pública la gran mayoría de entidades- medianas y pequeñas- se han visto al borde del precipicio- impagos a los trabajadores, recortes presupuestarios, reducción de plantilla, cierre o reducción de proyectos sociales o cierre de la entidad.

Tal como expresaron los ponentes la innovación para el cambio social  es necesaria en todo tipo de organizaciones y con más premura en el tercer sector, que juega un papel esencial en una sociedad que vive el desmantelamiento del estado de bienestar. 

Pero ¿Qué es innovar y cómo se consigue?


En el libro se define la innovación como un ingrediente especial para prosperar y además en el caso del tercer sector necesaria. Para Schumpeter la innovación es entendida como “destrucción creativa” que supone hacer una idea realidad y llevarla a la práctica con éxito.

Las claves para la innovación

Expongo a continuación una serie elementos clave que propone el libro para innovar con éxito:

Pensamiento asociativo: es una habilidad cognitiva que consiste en la asociación, y se considera parte integrante de la revolución de la habilidad. El pensamiento innovador es capaz de interconectar diversos campos interdisciplinarios que a menudo no guardan relación y puede crear a partir de esas relaciones

Ojo atento: el innovador es ante todo un buen observador. Tener buen ojo implica observar al mundo desde una perspectiva global con la disposición de localizar pautas y tendencias de beneficiarios, productos, servicios. Ello permite localizar singularidades y patrones y generar a partir de ahí ideas nuevas

Desafiar el statu quo: es la curiosidades y la pasión por hacer preguntas sin importar su obviedad y desafiando lo ya existente

Networking: compartir, co crear, inteligencia colectiva. Son pautas necesarias para generar nuevas ideas y los innovadores han de dedicarse a hallar y probar ideas a través de redes de individuos. Las ideas no surgen del aislamiento sino al contrario, generar soluciones innovadores es un trabajo que supone estar en contacto con la realidad, fortalecer redes, mezclarse con personas y diversos entornos como mecanismo de aprendizaje.

Experimentar y repetir: se trata de probar experiencias nuevas, a través del pensamiento imaginativo los innovadores pueden probar constantemente experiencias nuevas, realizar propuestas y diseñar prototipos.

Aprender de los fracasos: estamos frente a entornos que cambian rápidamente, por ello es importante aprender y que mejor que sacar enseñanzas de los fracasos. La clave del aprendizaje no consiste en evitar cometer errores sino en aprender de ellos y corregirlos rápidamente.

 

 

La captación de fondos y la innovación para el cambio social


Pero la innovación es cara. Supone una inversión. Estamos frente al pez que se muerde la cola? Justamente de eso se trata la innovación, ofrecer una solución en medio de unas circunstancias que han de ser evaluadas, por más adversas que estas sean. Contar con un plan estratégico que defina objetivos prioritarios es el primer paso para que una organización incentive la innovación a lo interno de su estructura. El plan ha de desarrollar una serie de objetivos estratégicos y entre ellos la captación de fondos privados representa un área que requiere de innovación pues es la columna que posibilitará la evolución hacia una entidad autosostenible.

En definitiva, diseñar y ejecutar un plan captación de fondos privados supone plantearse la transición hacia un modelo de empresa social pues nos llama a dirigir las acciones de la organización a la creación de servicios para su venta, a la implementación de nuevos canales de captación como el crowdfunding, al aprendizaje en la gestión de redes sociales para la captación –social media plan-, a indagar en mecanismos de financiación basado en el modelo del emprendedor social; bussines angels, filantropía social, bonos sociales.

Sobre María M. Garcia

Fundadora de Semántica Social. Profesora y tutora de master y postgrado en IEBS Business School y asesora externa en INTVS volunteer services. Apoyo a proyectos con sentido social. Más de 12 años asesorando a organizaciones del tercer sector y empresas sociales a comunicarse mejor.

Un Comentario

Deja un mensaje